Matriculación: el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (el impuesto sobre Matriculacion) es 0% en bajas emisiones, y va aumentando según aumentan éstas hasta el 14,75%
 
Circulación: el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica que grava la titularidad y es cada año, muchos ayuntamientos bonifican el 75% (no es automática, la tiene que solicitar la empresa o titular del vehículo)
 
Ventaja para el trabajador (coche a nombre de empresa): Si el vehículo es normal, la retribución a imputar al trabajador es un 20% del valor del vehículo, si es un hibrido o eléctrico desde 2015 tiene una reducción del 30%, es decir, solo se le atribuye como retribución un 14% anual.
 
Ventaja para la empresa: si asume el ingreso a cuenta de la retribución en especie, sus costes también se reducirán.
 
 
El coche eléctrico o híbrido:
 
                           * Ahorra impuestos
                            * Ahorra costes de personal la empresa
                            * Ahorra IRPF el trabajador
                            * Mejora el medio ambiente